La Oficina de Patentes concede al Concello la marca “Sardines de Sada”

concello 100x100n

sardines-de-sada

La Oficina Española de Patentes y Marcas, dependiente del Ministerio de Industria, Energía y Turismo, acaba de conceder al Ayuntamiento de Sada la titularidad de la marca “Sardines de Sada” para su explotación en exclusiva durante los próximos diez años en todo el territorio nacional.

La concesión de esta marca fue acordada el pasado 10 de diciembre a pesar de la oposición de la empresa titular de la marca “Sardines on Fire”, que intentó impedir que el Ayuntamiento de Sada registrase la marca con la que celebró el último festival de música indie durante el pasado verano.

La resolución fue ya publicada en el Boletín Oficial de la Propiedad Industrial, lo que garantiza el público conocimiento de la titularidad de la marca “Sardines de Sada” para el Ayuntamiento.

La empresa titular de la marca “Sardines” presentó una demanda contra el Concello por el uso del término “Sardines de Sada”, aunque en esta resolución de la Oficina Española de Patentes y Marcas se concluye que la marca registrada por el Ayuntamiento de Sada posee “suficiente diferenciación gráfico-denominativa” como para ser registrada al margen de la genérica de “Sardines”.

Una promotora reclama 930.000 euros por la anulación de una licencia

concello 100x100n

concello23

La empresa Promociones Urbanísticas Osedo ha presentado ante el Ayuntamiento de Sada una reclamación de 930.835,43 euros en concepto de responsabilidad patrimonial por la concesión, en 2005, de una licencia para construir 42 viviendas en Tarabelo, permiso que posteriormente fue anulado por la Justicia.

La licencia fue anulada por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 1 de A Coruña en 2011, mediante una sentencia que un año después fue confirmada por el Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, lo que impidió terminar la construcción.

La promotora considera que Gobierno Local de 2005, a pesar de que existía un requerimiento de revisión de oficio de la licencia por parte de la Xunta, “no hizo nada, ni adoptó las medidas cautelares de suspensión de los efectos de la licencia ni siquiera contestó a la Xunta, permitiendo que se acometiesen importantes obras hasta que en enero de 2006 el Juzgado acordó la suspensión cautelar, con lo que las obras se quedaron en la cimebntación y la estructura del sótano del edificio”.

Por ello, la promotora reclama ahora al Ayuntamiento 438.000 euros por la adquisición del solar, 245.000 por las obras de cimentación y estructura, 61.000 en concepto de excavación, 82.000 por el proyecto arquitectónico, 21.400 por los gastos del aparejador, 78.000 por la licencia municipal de obra y 3.350 por el estudio geotécnico.Con esta son ya media cinco las reclamaciones a las que el Concello tiene que hacer frente como consecuencia de la anulación de licencias urbanísticas concedidas por gobiernos anteriores, lo que supone una pésima herencia para el Ayuntamiento y una amenaza para las arcas municipales, sufragadas con los impuestos de todos los vecinos.       

En total, el importe de las reclamaciones de responsabilidad patrimonial a las que tiene que hacer frente el Ayuntamiento de Sada como consecuencia de decisiones urbanísticas adoptadas por gobiernos anteriores se eleva ya a 7.627,832 euros, lo que equivale a tres cuartas partes del presupuesto anual del Ayuntamiento.

Anido distribuye su Gobierno en cuatro grandes áreas y asume personalmente Seguridad y Obras

concello 100x100n

gobierno

El alcalde da entrada en el Ejecutivo al concejal de APSI Fernando Campos, que ostentará la Concejalía de Turismo, Promoción Económica y Medio Ambiente
El alcalde de Sada, Ernesto Anido, anunció hoy la reorganización del Gobierno Municipal, que tras el cese de los cinco concejales del Partido Demócrata Sada Popular (PDSP) quedará dividido en cuatro grandes áreas, además de las competencias que asumuirá personalmente el propio regidor local.
Ernesto Anido, mantendrá sus competencias como concejal de Parroquias y asumirá ahora las de Seguridad Ciudadana, con responsabilidad sobre la Policía Local y el Servicio de Emergencias Municipal.
La primer teniente de alcalde, Soraya Salorio, sumará Cultura a las competencias que ya tenía en materia de Benestar Social, Educación y Deportes.
El segundo teniente de alcalde, Antonio Aguión, mantendrá la responsabilidad sobre la Concejalía de Urbanismo e Infraestructuras. María Núñez continuará como concejala de Hacienda, Empleo y Régimen Interior.
A estos cuatro ediles del Partido Popular se suma la incorporación al Gobierno Local de Fernando Campos, de APSI, que asumirá la Concejalía de Promoción Económica, Turismo y Medio Ambiente, en la que se incluirá también el departamento de Parques y Jardines.
Todos los miembros del nuevo Ejecutivo formarán parte de la Junta de Gobierno Local, que representa a la mayoría simple de los votos emitidos por los sadenses en las elecciones municipales de mayo de 2011.
Ernesto Anido insistió en la garantía que esto supone para la estabilidad de un Gobierno que definió como “diseñada con criterios de eficiencia y servicio al ciudadano” y se mostró convencido de que la renovación del Ejecutivo contribuirá a alcanzar “todos y cada uno de los compromisos adquiridos hace dos años con los ciudadanos”.
El alcalde expresó su convicción de que la reorganización de su Gobierno permitirá “caminar hacia una Administración más transparente y eficaz” en la que -insistió- “todos los ciudadanos sean tratados por igual”.
Anido reiteró que esta renovación refuerza el compromiso adquirido por su grupo municipal con los sadenses, “ya que a diferencia de lo que ocurre con los dos grandes partidos de la oposición, el PP -dijo- mantiene a las mismas personas y el mismo proyecto con el que concurrió a los comicios locales”.
El nuevo Gobierno resultará, además, significativamente más barato que el anterior, ya que sólo dos de sus miembros -el alcalde y la concejal de Hacienda, Empleo y Régimen Interior- percibirán sueldo completo, mientras que la responsable de Educación, Cultura, Deporte y Bienestar Social cobrará medio salario.
El ahorro que para las arcas municipales se deriva de la supresión de los sueldos de los cinco ediles del PSDP cesados por el alcalde -ya que todos ellos cobraban salarios completos- será de 165.000 euros al año.